Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Mayo 02, 2015 10:45 am.
Últimos temas
» Crepusculo-Evolucion.
Dom Mar 13, 2011 9:08 pm por Invitado

» Registro de Avatar
Mar Dic 14, 2010 7:30 pm por Isabella M. Swan

» Foro Una Peligrosa Adicción
Mar Dic 14, 2010 1:14 am por Invitado

» Hogwarts Temptetion
Jue Dic 02, 2010 2:09 am por Invitado

» The Deadly Hallows [Vip]
Jue Nov 25, 2010 11:24 am por Invitado

» Misterio, fiestas, alcohol, seducción... Bienvenido a Nueva York
Miér Nov 24, 2010 11:02 am por Invitado

» ¿Qué pasaría si los vampiros y los lobos NO existiesen? {Normal}
Sáb Nov 20, 2010 6:01 pm por Invitado

» Relaciones de Reny
Sáb Nov 20, 2010 1:28 pm por Renata Vulturi

» Registro de Don
Vie Nov 19, 2010 10:47 pm por Renata Vulturi

Sunset After Dawn I
Todas las imágenes, creaciones gráficas e historias y derivados de éstas, de éste foro y los usuarios del mismo están sujetas a una licencia de copyright y pertenecen al Staff Administrativo. Cualquier copia ilegítima de los mismos será denunciada a Foroactivo inmediatamente. Creative Commons License
Sweet Sacrifice by Sweet Sacrifice is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at http://sweetsacrifice.twilight-vampire.com.

Edward Anthony Cullen

Ir abajo

Edward Anthony Cullen

Mensaje por Edward A. Cullen el Jue Oct 07, 2010 6:10 pm




{ Datos Básicos }

Nombre Completo
Edward Anthony Masen Cullen
Fecha de Nacimiento
20 de Junio de 1901
Fecha de Conversión
Verano de 1918
Raza
Vampiro
Edad
17 años aparentes y 109 años reales
Alimentación
Sangre Animal
Orientación Sexual
Heterosexual
Ocupación
Estudiante del instituto de Forks
Familia Directa
Edward Masen Sr. {Padre; Fallecido}
Elizabeth Masen {Madre; Fallecida}
Aquelarre
Clan de los Cullen o Aquelarre de Olympic
Nacionalidad
Estadounidense {Chicago}


{ Aspecto Físico y Psicológico }

Descripción Física
Edward posee un cuerpo alto y esbelto, mide un metro ochenta y cinco aproximadamente, es fuerte y musculoso, su anatomia está bien trabajada, aunque no destaca por ser el prototipo de hombre obsesionado con su imagen, si no mas bien por ser un tipo cuidado pero casual en esos temas. Su tez blanca como el mármol es tan fina como el satén y casi tan fría como el hielo. Cuando la luz del sol incide sobre su piel, esta centellea como si estuviera echa de algún material intermedio entre el cristal y los diamantes, razón por la cual no puede exponerse al sol delante de los humanos. Entre sus rasgos faciales se destacan unos pómulos salientes, una fuerte mandíbula, una nariz recta y unos labios redondeados. El pelo de color cobrizo que heredó de su madre biológica, al igual que sus ojos verdes cuando era humano, lo lleva siempre algo alborotado sobretodo las puntas que normalmente se peina hacia arriba con un toque casual y algo peculiar, por no decir un tanto único. Sus ojos, hipnóticos e irresistibles, toman color de acuerdo con la fuerza de su sed, adquiriendo un tono oscuro como el ónix cuando está sediento o claro y brillante como el topacio cuando no tiene sed. Del mismo modo, cuando su sed se acentúa, aparecen unas marcadas y oscuras ojeras debajo de sus ojos.
Spoiler:

Descripción Psicológica
A primera instancia Edward puede parecer alguien frío, distante y demasiado ocupado en sus propios asuntos como para prestar atención a alguien externo a su propia mente, pero eso es tan solo su barrera contra el mundo exterior o mas bien, contra los humanos del mundo exterior, para él, la mejor forma de evitar la tentación es alejar a los indefensos humanos de su camino mediante ese comportamiento un tanto hostil. Aunque todo hay que decirlo, dicho comportamiento era mucho mas notable años atrás, ya que desde que conoció a Bella, sus esfuerzos por no infundirle el miedo que todos le tenían por su naturaleza de depredador de la especie humana a acabado ablandándose hasta el punto de resultar agradable ante cualquier humano. De todos modos Edward siempre procura mantener las distancias con el resto del género humano, por si las moscas. Conserva unos modales extremadamente clásicos, algo que procura moderar adecuadamente para no desentonar en los tiempos actuales, pero aún así siempre se le nota ese deje clásico que siempre ha poseído y siempre poseerá, para él es muy importante comportarse como un caballero y le da igual lo que la gente opine de su forma de ser, se siente orgulloso de su educación. La mayoría de las veces Edward es la viva imagen de la serenidad y la indiferencia, pues posee un temperamento muy tranquilo, ya sea ante las cosas mas normales y cotidianas, como ante los impulsos exagerados o las situaciones problemáticas. Es muy normal verle tarareando o con la vista perdida en algún punto perdido, lejos de la mente humana, cavilando entre sus pensamientos o mas bien escudriñando los de los demás. Es extremadamente diplomático, hasta el punto de llegar a desesperar a mas de uno, pero nunca se meterá en camisa de once varas, a no ser que tenga un gran motivo para hacerlo.

Tiene un autocontrol muy cultivado y notable que le proporciona cierta inmunidad a las situaciones caóticas, aunque claro todo tiene su límite y Edward es capaz de perder la calma como cualquier otro, aunque no es algo que se logre fácilmente, tampoco es algo imposible. Aún siendo un gran partidario de las negociaciones y la solución de conflictos mediante el diálogo, cuando su paciencia se agota y su tranquilidad se ve perturbada puede volverse alguien completamente distinto a lo que es normalmente. Cuando se ofusca y pierde el norte es tremendamente violento, tanto física como verbalmente, no tiene por que emplear palabras malsonantes en el segundo aspecto pues con un solo vistazo a la mente de su interlocutor sabe perfectamente que ha de decir para meter el dedo en la yaga y hacer rabiar al objeto de su enfado hasta aburrirse. Porque si, es un gran amante de los juegos psicológicos, una característica adquirida con el tiempo gracias a la posesión de su don para entrar a las mentes ajenas y campar a sus anchas, eso si, es algo que solo hace cuando se enfada de veras o lo irritan demasiado, pues por lo general es muy respetuoso con los pensamientos ajenos ya que es consciente de que es el ámbito mas privado de una persona. En el terreno mas personal e íntimo, Edward es tremendamente protector, algo celoso e incluso un tanto posesivo por lo cual protege a sus seres queridos con garras y dientes, algo que todo el mundo puede apreciar sin mucho esfuerzo, pero que el se empeña en negar.

Posee un gran sentido del bien y del mal, considerándose obviamente parte del segundo bando por su condición como ser inmortal. Tiene una clara tendencia a auto-culparse de los problemas o conflictos en los que se incluyan las personas de su entorno, sobretodo aquellas a las que mas aprecia, incluso cuando no tiene nada que ver con el problema en cuestión. Es muy testarudo, alguien de ideas tremendamente fijas, nadie ni nada lo hace cambiar de opinión cuando se le mete algo entre ceja y ceja, es capaz de idear mil y un argumentos en un par de segundos para respaldar su opinión, sus creencias o cualquiera de sus ideas. En muchas ocasiones hasta intenta inculcar a las personas de su entorno sus puntos de vista o al menos lograr que estos los comprendan. Sin duda alguna, por encima de todo lo que lo caracterice psicológicamente, lo mas notable son sus rotundos e imprevisibles cambios de humor constantes, es capaz de pasar de un estado aparentemente tranquilo a sufrir un terrible enfado y después regresar a su calma anterior o por contra pasar de un momento de rechazo emocional a un arrebato cariñoso en apenas unos segundos, por si fuera poco el ni se percata de dichos cambios de humor y ve su comportamiento como algo de lo mas normal, algo que desespera profundamente a muchos de sus conocidos y sobretodo a las personas de su círculo mas íntimo pues en ocasiones es difícil lidiar constantemente con estos cambios de humor.




{ Aspectos de Personalidad }

Gustos
#Su prometida Bella, es lo mas importante para él en todo el mundo.
#La música, sobretodo la clásica, aunque también oye algo de rock.
#Los coches potentes, detesta conducir a menos de 200 km/h.
#La tranquilidad y los lugares apacibles y silenciosos, le encanta pasar ratos en una calma absoluta.

Disgustos
#Los licántropos, sobretodo los jovenes pues los considera un peligro en potencia.
#La mala educación, la falta de modales y los comentarios inapropiados o groseros.
#Las personas con mentes superficiales, le aborrece leer pensamientos banales constantemente.
#Los vampiros que abusan de su condición como seres superiores para aprovecharse de otros.
#La simple idea de poder dañar a Bella, su humanidad a veces le es frustrante pero nunca lo menta.

Hobbies
#Tocar el piano y componer piezas para el mismo, normalmente inspiradas en alguien.
#Pasar interminables ratos junto a Bella, si por el fuera no se separaba de ella ni un segundo.
#Correr por el bosque libremente, es decir por placer y no porque deba correr.
#Jugar con sus hermanos o con toda la familia cuando se trata de Baseball.

Manías
#Poner los ojos en blanco cuando oye alguna estupidez o le desespera algún comentario.
#Mirar fijamente a alguien cuando se empeña en leerle la mente a conciencia.
#Leer la mente de quienes le rodean y contestar preguntas antes de que estos las formulen, según él así pierde menos tiempo.



{ Datos Personales }

Historia
Edward Anthony Masen nació en Chicago el 20 de Junio de 1901, su único propósito en la vida era el de ser soldado y participar en la guerra, pero una epidemia de gripe española asoló Chicago en 1918. En el hospital la madre de Edward, quien también estaba ingresada a causa de la epidemia, pidió a su médico Carlisle Cullen, que salvase a su hijo Edward, seguramente a sabiendas de lo que era el médico en realidad, éste convirtió a Edward cuando ya estaba al borde de la muerte, convirtiéndolo en su primer "hijo". Edward siempre estuvo con Carlisle y posteriormente también con Esme, a excepción de un período que el llama de "reveldía adolescente" en que fue a vivir por su cuenta alimentandose únicamente de delincuentes y criminales gracias a su don de leerles la mente, pero finalmente regresó con Carlisle y Esme, ya que sentía un gran cargo de conciencia al matar humanos, creyendo que hacer lo que hacía era como tener "complejo de Dios." Así tras regresar Edward adoptó el apellido Cullen y se quedó permanentemente como hijo adoptado del doctor y su esposa, posteriormente Carlisle convirtió a Rosalie y Emmett y años después llegaron Alice y Jasper, formando así un gran aquelarre. En su regreso a su residencia en el pueblo de Forks, en 2004, Edward se topa con una humana, Bella Swan, cuya sangre le es casi imposible de reisistir. Al principio intenta alejarse de la chica, pero finalmente descubre que mas que el olor de su sangre lo que le impide alejarse de ella es el hecho de que se ha enamorado perdidamente de la joven humana. Ambos empiezan a salir juntos y Bella finalmente descubre el secreto que tan bien guardan los Cullen's. Tras un largo tiempo de relación, en el 18 cumpleaños de Bella ocurre un accidente, algo que Edward ya se había temido, Jasper atacó a la chica cuando esta sangró por un corte que se hizo al abrir uno de sus regalos. Tras calmar a Jasper y llevar a Bella hasta su casa, después de que Carlisle le curase la herida que él mismo le había hecho al intentar apartarla de su hermano adoptivo, Edward empezó a idear su plan para alejarse de Bella. Tras abandonarla diciendo que ya no la amaba, pasó unos largos meses lejos de Forks, hasta que una cadena de infortunios y malentendidos acabaron llevandole a Volterra en busca de su muerte al creer que Bella había fallecido. Una vez en la cuidad italiana su amada fue a buscarlo para impedir su suicidio, hecho que si bien restauró los fuertes lazos de la pareja, también dio a conocer a Bella a los Vulturi. Aro acordó que la chica podría seguir viviendo si era transformada en un futuro, así ambos regresaron a Forks y retomaron su romance, pendientes del nuevo futuro de la humana. Una vez instalados de nuevo en Forks, una oleada de asesinatos dio comienzo en Seattle, preocupando mucho a los Cullen ya que sabían que tales actos eran obra de neófitos. Finalmente se libró una batalla, en la cual Edward no participó pues Bella le pidió que se quedara con ella para no arriesgar su vida, durante su estancia a solas en la mansión Bella y Edward acabaron llegando a un acuerdo por el cual ambos contraerían matrimonio y tras pasar la luna de miel él la transfromaría en vampiresa. Los Cullen aceptaron en su familia a una de las neófitas del ejercito de Victoria, con la que el mismo Edward acabó y ahora la están adentrando al mundo de la dieta vegetariana. Ahora Edward y Bella están prometidos y a escasos días de la esperada boda, aunque en la familia están aumentando los problemas con el paso del tiempo.

Otros Datos
# Desde pequeño, en su vida humana, su madre lo educó de forma muy clásica y religiosa, hoy en día aún es un fiel creyente y un gran seguidor de los cánones clásicos.
# Posee algunos recuerdos de su madre, como joyas y demás, uno de ellos es el diamante en forma de corazón que le regaló a Bella para su pulsera y el otro la sortija de compromiso que le entregó el día que se prometieron.
avatar
Edward A. Cullen
Clan Cullen ● Admi
Clan Cullen ● Admi

Humor : Anticuado y Cambiante, muy cambiante
Localización : Forks, WA
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 05/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.